Es evidente la Salvación de Dios

Cuando Dios llena nuestros faltantes es tan evidente su salvación porque a partir de ese momento somos personas alegres. El Pastor Andrés nos inspira a preparar el camino para la Salvación del Señor.



El Señor nos dice que preparemos el camino para Él y el propósito por el cual el Señor quiere que preparemos ese camino, es decir, que los valles sean rellenados que las montañas sean derribadas, que los caminos torcidos sean enderezados y que los lugares ásperos sean limados es para que el mundo entero vea la salvación enviada por Dios.

También lo vemos en la vida de José. Mientras él trabajaba su jefe se dio cuenta que todo le salía bien, que era bendecido en todo lo que hacía. Génesis 39:2 dice: “el Señor estaba con José y las cosas le salían muy bien y mientras José vivía en la casa de su patrón egipcio,…”

Eso mismo nos prometió el Señor en Lucas 3 de que sería evidente en nosotros la salvación del Señor, pero tenemos que hacer nuestra parte rellenar los vacíos los faltantes, derribar las montañas, enderezar los caminos torcidos y limar nuestras asperezas.

Era evidente en la mujer que Dios había sanado sus faltantes y sus vacíos.

Veamos en cada uno de estos pasos la evidencia de la salvación del Señor.

Cuando Dios rellena nuestros valles, nuestros faltantes, es evidente, es obvio la salvación del Señor. lo vemos en Juan 4:28 cuando el Señor le ministró con su Palabra a la mujer samaritana, algo sucedió en su interior y fue tan evidente que cuando ella regresó al pueblo, todos quisieron conocer a Jesús.
Era evidente en la mujer que Dios había sanado sus faltantes y sus vacíos.

También vemos en el salmo 40 de como Dios lo sacó a David del lodo cenagoso. No lo sabemos exactamente, pero podría ser el lodo cenagoso de la culpabilidad, el lodo cenagoso del rechazo, el lodo cenagoso de la soledad o la depresión, pero él dice: “con paciencia espere que el Señor me ayudara y Él se inclinó hacia mí”, imagínense eso, Dios todopoderoso se inclina a dónde está una persona necesitada “y escuchó mi clamor y me saco del foso de la desesperación del lodo y del fango.”

Cuando Dios hace esto, él sana nuestros faltantes, nuestros dolores emocionales pero el resultado es el siguiente, “puso en mis labios un cántico nuevo, un himno de alabanza a nuestro Dios” y es tan evidente la salvación en nosotros que dice la última parte del versículo 3 “al ver esto muchos quedaron asombrados y pusieron su confianza en el Señor.”

Cuando Dios llena nuestros faltantes es tan evidente su salvación porque a partir de ese momento somos personas alegres.
La sonrisa o la alegría que el Señor nos da es una alegría que está en lo profundo de nuestro ser. Jesús dijo al respecto en Juan 7:37 “si alguno tiene sed venga a mí y beba, pues las escrituras declaran de su interior brotarán ríos de agua viva.” Aquí habla de esa felicidad. El salmo 23 dice” mi copa está rebosando”, hay algo en lo más profundo de mi ser que está rebosando, con mucho gozo.

Es evidente en nosotros la salvación de Dios cuando los montes son allanados.

Si hay algo que le llama la atención a la gente es el cambio de vida qué sucede cuando una persona conoce a Jesús.

Cuando la salvación de Dios es evidente en nosotros pasamos de ser mentirosos y engañadores a ser personas dignas de confianza, pasamos de ser orgullosos a ser humildes, de ser personas que todo el tiempo están juzgando a otros a ser personas que siempre hablamos lo bueno. Y como resultado de eso todos verán la salvación del Señor.

Es evidente la salvación de Dios cuando nuestros caminos torcidos son enderezados.

Los caminos torcidos son las creencias equivocadas. Cuando una persona cree que Dios no sana, no va a ser sano pero cuando cambia esa creencia equivocada es sana. Cuando una persona tiene argumentos en contra de Dios nadie quiere conocer a su Dios, pero cuando renueva su mente, todos quieren conocer a su Dios.


201 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Andres Corson

Predicacion

Es evidente la Salvación de Dios

Andres Corson
Predicacion

Sexo, Dinero y Poder

Andres Corson
Predicacion

La Oración es la clave de éxito

Andres Corson