Lo que dices recibes

Siempre con un mensaje claro y bien bíblico el pastor Andrés enseña del poder que tienen nuestras palabras y de como estás afectan nuestro destino.



Si dices sanidad vas a recibir sanidad, pero si dices enfermedad eso es lo que vas a recibir. Si dices matrimonio feliz eso es lo que vas a tener, pero si dices problemas en el matrimonio eso es lo que vas a tener.

Dice Proverbios: 18 21” La muerte y la vida están en poder de la lengua.”
Todo lo que decimos lo vamos a recibir, porque esa es una ley que rige el universo. La biblia nos muestra que el universo fue creado por lo que salió de la boca de Dios.


Ese mismo poder para crear está en nosotros. Jesús dijo en Mateo 16 19 “te daré las llaves del reino de los cielos y todo lo que ates con tu boca aquí en la tierra será atado en el cielo y todo lo que desates con tu boca será desatado en el cielo.”

Ese mismo poder que Jesús tuvo para confesar vida o muerte, confesar sanidad o enfermedad para atar o desatar permitir o prohibir lo tenemos nosotros o está en nosotros.

Pero muchos cristianos desconocen o no entienden esta ley espiritual o peor todavía muchos no dicen nada.
No profetizan, no bendicen, no declaran y hay unos que en vez de orar, en vez de bendecir, maldicen.
Jesús también dijo en Mateo 12:37 “por tus palabras se te condenada.”

Cuando nosotros ya sabemos cuál es nuestro destino, cuál es la voluntad de Dios, tenemos que empezar a alinear las palabras de nuestra boca con ese destino.

Lo que dices también te conduce a tu destino. En Jeremías 29:11 “Dios dice que tiene grandes planes para cada uno de nosotros”, pero para que esos planes se realicen nosotros tenemos que declararlos.

Cuando nosotros ya sabemos cuál es nuestro destino, cuál es la voluntad de Dios o el plan de Dios para nuestras vidas en ese momento tenemos que empezar a alinear las palabras de nuestra boca con ese destino.


Lo que dices te puede llevar a la tierra prometida pero también y este es mi siguiente punto puede impedir que entres a la tierra prometida.

Josué y Caleb regresaron con buenas noticias pero los otros diez dijeron en Números 13: 31 “no podremos combatir contra esta gente, son más fuertes que nosotros”, y comenzaron a esparcir entre los israelitas falsos rumores, mentiras acerca de la tierra que habían explorado. Decían “ay, la tierra que hemos explorado se traga a sus habitantes y los hombres que allí vimos son enormes comparados con ellos parecíamos langostas.”

Eso fue lo que pasó. Todos los israelitas que se dejaron contaminar por los diez espías murieron en el desierto excepto Josué y Caleb porque lo que dices recibes.


435 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Andres Corson

Predicacion

No estoy Solo

Andres Corson
Predicacion

Lo que dices recibes

Andres Corson
Predicacion

Es evidente la Salvación de Dios

Andres Corson