Invencibles pero Distraídos

El pastor Andrés expone en su predica el episodio cuando el pueblo de Israel estaba en su último tramo de su éxodo hacia la tierra prometida. El rey de Moab procura maldecir al pueblo de Dios pero sucede lo opuesto.


Andres Spyker predicando su sermón en Mas Vida, en Morelia, Mexico.


Lo que Dios ha bendecido no puede ser derrotado, no puede ser maldecido. Cuando Dios esta de tu lado hasta tus enemigos te hacen bien. La enfermedad no es sino para que Dios se glorifique. Esa adversidad no es para detenernos sino para proyectarnos hacia donde Dios quiere vernos.

La fe en Jesús nos hizo parte de Su pueblo. Somos bendecidos con toda clase de bendiciones espirituales.
La táctica de nuestro adversario al ver que es imposible que seamos maldecidos es distraernos. Entonces se podría decir, que lo que Dios ha bendecido no puede ser derrotado pero si puede ser distraído.

Las distracciones no necesariamente son cosas malas, a veces son cosas buenas que nos roban el enfoque de Dios en nuestras vidas. ¿Qué es lo que manera nos distrae el día de hoy el enemigo? ¿Qué cosas estará poniendo en el camino para llenarnos de ansiedad y temor?

La táctica de nuestro adversario al ver que es imposible que seamos maldecidos es distraernos.

Por otra parte la vida está llena de transiciones. Muchos son los cambios que la vida nos ofrece. Pasamos de niños a adolescentes y de ahí a jóvenes. Nos casamos, tenemos hijos, etc. Y todo cambio implica cierta transición y es ahí donde el enemigo intenta hacer su obra como lo hizo con Israel cuando estaban de paso, es decir, en una transición a la tierra prometida.

En esas transiciones el enemigo a veces se vale de las emociones, es decir, no es de Dios y no son nuestras. Su propósito es detenernos en nuestro avance hacia lo que Dios tiene por delante.

Es un buen consejo no tomar decisiones trascendentes en medio de las transiciones, pues estas podrían tener consecuencias que no deseamos.
Para tener en cuenta en medio de nuestras transiciones.
1.El poder de los sueños y propósitos.

Como hijos de Dios debemos seguir soñando que nuestra vida fue hecha para algo más extraordinario de lo que está sucediendo ahora. Revivir el propósito, seguir soñando, seguir creyendo.
2.Ritmos y rutinas.

Mantener el ritmo es seguir confiando. No pierdas la paciencia. Mantener el ritmo. La rutina implica repetición que muchas veces al principio no es muy agradable. La rutina de oír a Dios. El sueño se vuelve más cercano cuando logramos la rutina y el ritmo.

3.El poder de un legado y una herencia

Una de las grandes motivaciones para no distraernos en las transiciones de la vida y mantenernos enfocados es pensar que nosotros dejaremos un gran legado a nuestros hijos. Seremos los que dejaremos una herencia de alguien que confió en Dios en las buenas y en las malas. Que ellos amarán y honrarán a Dios como nosotros y aún mejor.


286 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Andres Spyker

El pastor Andrés Spyker predicando su sermón desde Mas Vida, México.
Predicacion

Si Dios quiere

Andres Spyker
Andres Spyker predicando su sermón en Mas Vida, en Morelia, Mexico.
Predicacion

Invencibles pero Distraídos

Andres Spyker

Dejanos tu opinion