Suéltalo, ya se fue

El Pastor Andrés nos anima a poner un fin a nuestro luto y soltar aquellas cosas del pasado.



He descubierto esto, no puedo disfrutar la gente en mi presente y en mi futuro si no aprendo a soltar algo que ya perdí.
Dios le dice a Samuel: ¿cuánto tiempo vas a llorar la pérdida de Saúl?
¿De qué está hablando este pasaje?
El profeta Samuel unos años atrás ungió a Saúl como rey. Por primera vez había un rey en Israel y todo el mundo tenía la esperanza de que esto fuera algo que engrandecería a la nación. Pero eso terminó siendo una desilusión total.

Tenemos que dejar que Dios nos confronte. ¿Cuánto tiempo más vas a llorar?
Se vale procesar la pérdida, se vale sentir el dolor, pero la pregunta es ¿cuánto tiempo?

Dios quiere ayudarte a pasar el proceso de luto porque él tiene algo nuevo para ti.

Los psicólogos hablan de cinco etapas que ocurren al asimilar una perdida.
La etapa de negación, enojo, negociación, depresión y la última es la aceptación.

Dios nos permite nuestro proceso de luto pero quiere que lleguemos a la aceptación, que lleguemos a encontrar vida nueva en Cristo Jesús.

También evitar el luto llenándonos de actividades nos hace dejar gente valiosa en nuestro camino.

Pero podemos vivir en esta temporada en el poder de la resurrección porque el Espíritu Santo llena el vacío. El Espíritu Santo es suficiente para consolarnos en esta necesidad que tenemos.

Tres preguntas que nos van a ayudar a procesar la pérdida.

Es un ídolo falso creer que si volviera a tener eso sería feliz, porque la fuente de nuestra felicidad es el Espíritu Santo en nosotros.

¿Qué es lo que realmente perdí?

Una razón por la cual Samuel no podía soltar a Saúl es porque estaba perdiendo más que a Saúl porque, ¿Quién lo ungió como rey? Él. En cierto modo era su reputación.

Quizás no solo perdimos la, persona perdimos incluso la confianza a nosotros mismos para decidir.

¿A quién culpo de esta pérdida

¿Quien le dijo que ungiera a Saúl? Dios.
Pero Samuel se estaba que culpando a él mismo.

¿Porque le damos vuelta y decimos? Y decimos: “si no hubiera hecho eso y si no hubiera pasado aquello…” queremos regresar en el pasado y arreglarlo.
Puedes perdonarte el día de hoy.

¿Cómo volveré a ser feliz?


Es un ídolo falso creer que si volviera a tener eso sería feliz, porque la fuente de nuestra felicidad es el Espíritu Santo en nosotros.

Dios le dice a Samuel:” llena de aceite tu cuerno.” En otras palabras:” Samuel, acepta ya lloraste, ya te enojaste, ya te deprimiste, ya negociaste, ahora acepta.”
Samuel iba a ungir al próximo rey, los mejores salmos, las mejores épocas de Israel estaban a punto de vivirse pero Samuel tenía que aceptar lo que había perdido para seguir el propósito de Dios.


423 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Andres Spyker

Predicacion

Suéltalo, ya se fue

Andres Spyker
Predicacion

Como atravesar una prueba de fe

Andres Spyker
Predicacion

Primer amor

Andres Spyker