En armonía con el plan de Dios

Podemos tomar decisiones sabias, si estamos dispuestos a escuchar a Dios y obedecerlo.




Al enfrentar alguna decisión importante en la vida, debemos hacernos tres preguntas:
¿Qué, cuándo y cómo?
A menudo dejamos fuera una de esas, y al hacerlo, cometemos un error.
El pasaje de hoy habla de cometer un error, y Moisés es un ejemplo perfecto de ello.

Éxodo 11: "En aquellos días sucedió que crecido ya Moisés, salió a sus hermanos, y los vio en sus duras tareas, y observó a un egipcio que golpeaba a uno de los hebreos, sus hermanos. Entonces miró a todas partes, y viendo que no parecía nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena. “

Por una decisión equivocada, precipitada, termina expulsado no solo de su posición, sino de su propia tierra. Así que la consecuencia fue que lo perdió todo; terminó siendo pastor de ovejas al otro lado del desierto.

Todos hemos tomado decisiones equivocadas, porque no nos detuvimos a preguntar por qué, ni cuándo, ni qué hacer.

Deseo que veamos esto: ¿Cómo Moisés se adelantó a Dios? ¿Cómo lo hizo?
Se enfocó en un suceso en lugar del panorama completo.
¿Cuál fue el suceso?
Una pelea entre un egipcio y un hebreo, ese fue el suceso.
Pero el panorama completo era que Dios tenía algo maravilloso en mente. Cuarenta años más tarde Dios liberaría a todos los hebreos.
Entonces le pregunto: ¿Se enfoca usted en sucesos o considera cuáles serán las consecuencias de cierta decisión, cualquiera que sea?

Ninguno de nosotros puede tomar decisiones sabias continuamente, vivir como agrada a Dios, andar en santidad ante Dios, con la Biblia cerrada.

También Moisés se guió por su razonamiento en lugar de escuchar a Dios.
Muchas veces nos guiamos por nuestra lógica, vemos situaciones y pensamos: "Creo que debo hacer esto". Pero ¿qué piensa Dios que debemos hacer?
No hay decisión que tomemos en la cual Dios le dé la espalda por completo y diga: "Tómala tú". Él siempre está allí para ayudarnos.

Y en tercer lugar Moisés actuó por impulso en lugar de buscar lo que Dios quería que hiciera.
Dios no quiere que tomemos ninguna decisión que afecte nuestra vida entera y que la tomemos sin considerar la voluntad, el propósito y el plan de Dios.

Al mantenernos en armonía con el plan de Dios, Él suplirá todo lo que necesitemos, y nos dará instrucciones específicas.
Ninguno de nosotros puede tomar decisiones sabias continuamente, vivir como agrada a Dios, andar en santidad ante Dios, con la Biblia cerrada. No pasará.

Una de las mayores lecciones que podemos aprender son los caminos de Dios.
Y "¿Cómo se aprende eso?".
Al escoger obedecer a Dios y verlo actuar. Así aprendemos cómo opera Dios.
Escogemos obedecerlo, según lo que sabemos que es la obediencia, y lo vemos responder.


783 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Charles Stanley

Predicacion

En armonía con el plan de Dios

Charles Stanley
Predicacion

El verdadero significado de la Navidad

Charles Stanley
Predicacion

El Arduo camino a la Voluntad de Dios

Charles Stanley