Batallando contra el Desánimo

John Piper enseña de manera clara y profunda como enfrentar el desánimo siguiendo el ejemplo de Jesús.



Para empezar podríamos decir que la definición de desánimo la encontramos en el libro de los Salmos 73:26 “mi carne y mi corazón pueden desfallecer.”

Existe un componente totalmente físico en el desánimo. El cuerpo se debilita, hay fatiga y un sentimiento de apatía y letargo.

Y por otro lado el “corazón”, es decir, que hay una dimensión espiritual, emocional del desánimo.
Por último habla de desfallecer, la palabra significa llegar a un fin, estar agotado, carecer de recursos. Es como si nuestra vida fuera un tanque lleno de agua y alguien removiera el tapón que está en la parte inferior y dejara escapar toda el agua.

La incredulidad es la raíz de ceder al desánimo. Sea cual sea el origen del desánimo, la resignación, la aceptación, el no dar la batalla espiritual para combatirlo y la negligencia en colocarnos la armadura de Dios se fundamentan en la incredulidad.

De donde quiera que provenga este desánimo es la incredulidad la que no pone resistencia, es la que no tiene el escudo de la fe y la espada del espíritu y da batalla.

El Salmo 19:7 dice: "La ley del Señor es perfecta, que restaura el alma.” La palabra de Dios es dada para reactivar las almas de los santos, pues estas necesitan ser restauradas y reavivadas.

Jesús descansó en la soberana sabiduría de Dios.

El mismo Jesús en el Getsemaní enfrentó el desánimo a un nivel exponencial. La naturaleza de su tentación venia del mismo Satanás disparando descarga tras descarga a la mente de Jesús.

Voces tales como:”este es un callejón sin salida, el calvario no es más que un agujero negro, va a doler como jamás le ha dolido a ningún ser humano y estos granujas no valen la pena…”
Satanás quiere crear en Jesús un espíritu de desánimo, que se hunda en una resignación sin ninguna oposición.

¿Qué es lo que más amenaza nuestra paz y tranquilidad? ¿Qué es lo que con más frecuencia provoca sentimientos de desánimo o desaliento?
Veamos cinco pasos que Jesús tomo en el Getsemaní para enfrentar los ataque de enemigo.

• Jesús escogió algunos amigos cercanos para estar con él. Se aparto con su círculo más cercano.

• Jesús abrió su alma y corazón delante de ellos. Su Rey les confesó su debilidad. Dijo: “mi alma está triste hasta la muerte.”

• Les pidió su ayuda para la batalla espiritual. Les pidió que velen con él.

• Abrió su corazón al Padre en oración. Jesús oro para ser librado de esa situación. Está bien orar para que esa bomba que arroja Satanás sea quitada de nuestra vida.

• Su alma descansó en la soberana sabiduría de Dios. Dijo:”sea hecha tu voluntad y no la mía.”

Cada vez que Satanás deje caer su bomba sobre la paz de nuestra vida, las ondas del choque inicial que significan la respuesta emocional, no son necesariamente pecado.
Lo que es pecado es no hacer lo que hizo Jesús. El pecado es ceder a la depresión, el pecado es no tomar la armadura de Dios, el pecado es no librar la batalla espiritual.

Jesús nos muestra la manera de enfrentar el desánimo. No es sin dolor ni pasiva. Dios es la fortaleza de mi corazón y mi porción para siempre.


210 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de John Piper

Predicacion

Batallando contra el Desánimo

John Piper
John Piper predica en su sermon sobre la santidad que Dios quiere, explica que es la santidad y como la podemos obtener
Predicacion

Que es la Santidad

John Piper
John Piper, pastor de Bethlehem Baptist Church, predica sobre el valor de la alabanza en labios de aquellos que han gustado la gracia de Dios
Predicacion

Que Todos los Pueblos te Alaben

John Piper

Dejanos tu opinion