El Cielo es mi Hogar

Joyce nos invita a través de este sermón a meditar en la realidad del cielo y a estar preparados para nuestro encuentro con el Señor



Jesús está preparando un lugar en los cielos y nos está preparando a nosotros para ese lugar. No tengamos miedo a envejecer, solo estamos un día más cerca al cielo. Debemos desear que llegue ese día. 1 Juan 2:15 “No amen al mundo ni nada de lo que hay en él. Si alguien ama al mundo, no tiene el amor del Padre.”

Esta es una fuerte declaración. Debemos poner primero a Dios. Podemos disfrutar las cosas del mundo, lo que no implica las cosas y costumbres mundanas. Disfrutar las cosas que Dios puso en la tierra para que las disfrutemos, no apegarnos a ellas. Usemos esas cosas que Dios nos ha dado para ser de bendición a las personas.
“El mundo está ya pasando…” algún día nada de esto estará aquí.

La biblia no nos dice mucho acerca de cómo será el cielo, pues si Dios hubiera dado una explicación más explícita más personas estarían interesadas en ir. Pero, ¿Por qué Dios no nos dice más de lo que él ha dicho acerca del cielo? Porque es tan inimaginable, asombroso y maravillo que si tratará de explicarlo no lo entenderíamos. No podríamos imaginar esa clase de atmósfera que allí hay, esa clase de amor perfecto. Un lugar donde nadie está enojado, nadie siente celos, donde todos totalmente aman a los demás.

No tengamos miedo a envejecer, solo estamos un día más cerca al cielo.

Llegará el día donde todos daremos cuenta de nuestras vidas. Si nuestro nombre está escrito en el Libro de la Vida del Cordero no seremos juzgados por nuestra salvación. Pero seremos juzgados por nuestras obras, si fueron obras puras o no. Todas nuestras obras pasarán por los ojos de fuego del Señor.

Toda la creación gime esperando que se acabe este lío. Aún la creación tiene el conocimiento que no fue hecha para esto. Para nosotros los creyentes es revelador que esa cierta insatisfacción que muchas veces experimentamos procede que estamos en un mundo que no es nuestro hogar, que todo lo que aquí sucede es pasajero.

Pero también debemos estar preparados, la escritura dice que nosotros somos la novia del Cordero. Este mundo no es nuestro hogar. Estamos practicando aquí. Aprendiendo como amar y perdonar a los demás. Enfocados en esperar al Novio.


259 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Joyce Meyer

Predicacion

El Cielo es mi Hogar

Joyce Meyer
Predicacion

Es tiempo de Avanzar

Joyce Meyer