Connect with us

Joel Osteen

El lugar Secreto

Joel Osteen

Published

on

Joel Osteen predicando acerca de El lugar secreto

El pastor Joel nos lleva a reflexionar sobre la realidad de que nuestro corazón debe ser cuidado y guardado. Si deseamos experimentar paz en nuestra vida, pues entonces es necesario poner atención en lo que permitimos entrar en nuestro corazón.

Así como en la antigüedad el lugar santo estaba separado del resto y no podía entrar en él nada impuro, hoy es nuestro corazón ese lugar santo al que no debemos permitir entrar cosa alguna que pueda ensuciarlo.

Todos estamos expuestos a cosas negativas o situaciones que no podemos controlar, pero si podemos decidir que ello no llegue a nuestro lugar secreto. El lugar secreto debe ser un lugar protegido. Protegido de las heridas, el estrés, lo que otros nos dicen, la desilusión.

Revivir la herida, pensar en la ofensa, mortificarnos con la desilusión sería llevar a nuestro lugar secreto cosas que no pertenecen a nuestro santuario interior.

Advertisement

Nuestro lugar secreto es un lugar sagrado, por la tanto debemos ser muy selectivos con las cosas que permitimos que allí entren. No es de extrañar que muchas personas anden por la vida preocupadas, ofendidas, molestas, desanimadas. Vemos muchas personas sin gozo, sin paz y no necesariamente es porque tengan más problemas que otros, sino porque han dejado que el lugar secreto se contamine.

Cuando estamos en paz, estamos en una posición de poder, cuando tenemos una buena actitud a pesar de lo que pase alrededor le mostramos a Dios que confiamos en Él. Las acciones hablan más fuertes que las palabras.

El que seamos personas llenas de ánimo y gozo dependerá siempre de cómo cuidemos el corazón, es decir nuestro lugar secreto.

Advertisement
Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Joel Osteen

Orar sin Limites

Joel Osteen

Published

on

Predica Orar sin limites Joel Osteen

Como ora determinará el tipo de vida que lleve. Si solo ora de forma sencilla y ordinaria lo más seguro es que vivirá una vida sencilla y ordinaria.

Como ora determinará el tipo de vida que lleve. Si solo ora de forma sencilla, ordinaria para arreglárselas lo más seguro es que vivirá una vida sencilla, ordinaria y arreglándoselas. Pero cuando eres audaz y le pides a Dios en grande, que abra puertas que en lo normal no se abrirían, cuando oras sin límites verás la grandeza del poder de Dios.

A través de las escrituras vemos este principio, Elías ora que no lloviera y durante tres años y medio no hubo lluvia.
Josué oro por más luz del día y Dios detuvo el sol.
Un profeta oró por protección, el enemigo que estaba parado en frente de él no lo reconoció. Dios lo hizo invisible. En el común denominador es que ellos pidieron lo impensable.

¿Cuándo fue la última vez que le pidió a Dios que hiciera algo imposible?
Una razón por la que no vemos a Dios hacer cosas grandes es porque solo pedimos las pequeñas, la mayoría ora por su comida, por protección, por sabiduría.

Todo esto está bueno pero limita lo que Dios puede hacer. Debería haber algo por lo que esté orando, algo que esté pidiendo que parezca singular y no podría lograrlo en sus propias fuerzas.

Advertisement

La frase que oigo en mi espíritu es “atrévete a pedir” sus sueños podrían parecer imposibles. No tiene el dinero ni las conexiones. Dios le está diciendo: “te desafío a pedirme que haga que pase.”

Las oraciones ordinarias obtienen resultados ordinarios
Santiago 4:2 dice:” no tienen por qué no piden…” Si no está pidiendo en grande se está engañando. Sólo nunca alcanzará la plenitud de su potencial.

En Salmos habla de las peticiones secretas de nuestro corazón, esos sueños escondidos de los que no le he dicho a nadie. Una forma en que sabe que son de Dios es porque son tan grandes que no los puede lograr por sí mismo. Dios lo hace a propósito pues requiere de fe. La fe complace a Dios, es lo que le permite hacer lo imposible.

Advertisement

La fe radical obtiene resultados radicales
Jesús dijo en Lucas 12:32 “vuestro Padre le ha plácido daros el reino” Dios quiere darle los deseos de su corazón pero debe tener la fe de un niñito y pedirle. Como padre ¿a quién bendeciría más que a mis hijos? ¿a quién querría ver subir y hacer cosas grandes? A nadie más que mis propios hijos.

Es lo mismo con nuestro Padre celestial, le da placer darle a usted el reino. Pero ¿Qué tal si mis hijos nunca me pidieran? Actuar como si me molestaran, estarían intimidados. Esto me haría sentir mal. Dirían “vengan, acepten el desafío, soy su papá quiero ser bueno con ustedes.” Algunos necesitan aceptar el desafío. Hoy dejen de pedir poco, dejen de actuar como si molestarán a Dios.

Continue Reading

Joel Osteen

Tener un Espíritu Excelente

Joel Osteen

Published

on

Predica Tener un espíritu excelente

El pastor Joel nos desafía a través de su sermón, a llevar una vida llena de excelencia que honre a Dios.

 

Vivimos en una sociedad donde la mediocridad es la norma, mucha gente hace tan poco como puede para seguir. No se enorgullecen en su trabajo ni tampoco de quienes son. Cuando nadie los está mirando suelen tomar atajos y hacen las cosas de manera fácil. Debemos tener cuidado de no caer en la misma mentalidad.

Dios no bendice la mediocridad. Dios bendice la excelencia. Cuando tenemos un espíritu de excelencia hacemos lo correcto nos estén viendo o no. No permitamos que algo pequeño frene a Dios de darnos algo más grande en nuestra vida.
Muchas veces pensamos o decimos: “iré a la iglesia para honrar a Dios”, “leeré la biblia y oraré para honrar a Dios” y eso es cierto, pero también le honramos siendo puntual en el trabajo. Cuando hacemos las cosas con excelencia estamos alabando a Dios.
Es uno de los mejores testimonios que podríamos tener. Una persona de excelencia no se estanca sino que sigue creciendo, siempre con espacio para mejorar.

Advertisement

El favor y la excelencia van de la mano. El alcanzar nuestro máximo potencial está sujeto al espíritu de excelencia. Dios nos llevará a lugares que nunca hemos estado, pero debemos hacer nuestra parte y despertar la excelencia en nosotros.

Dios es honrado también en los pequeños detalles, tales como nuestra vestimenta o nuestro cuidado personal. Representamos a nuestro Dios en todo lo que hacemos y en cómo nos vemos. Somos templo de su Espíritu, Dios vive en nosotros por tanto debemos tomarnos tiempo para estar arreglados para Él.

Podemos ver en la vida de Daniel en babilonia como el decidió llevar una vida de excelencia para Dios. El no podía seguir y hacer lo que todos los demás hacían.
Dios siempre está trabajando con nosotros en algo en lo que podamos sobresalir y ser excelentes.

Advertisement
Continue Reading

Joel Osteen

Pida en Grande

Joel Osteen

Published

on

Pida en grande predica

Es el deseo de Dios que pidamos, pero no tímidamente sino pedir en grande. El pastor Joel nos invita a acercarnos a Dios con nuestras peticiones y con la fe de un niño.

Cuando Dios especificó el plan para nuestra vida, no puso solo lo que necesitamos para salir adelante o sobrevivir y aguantar. Puso más que suficiente, Él es Dios de abundancia.
Podemos ver en la multiplicación de los panes y los peces que Jesús podría haberlo hecho de manera exacta, pero hizo que sobrara para demostrar que es un Dios grande y que su bendición es sobreabundante.

David expresó: “mi copa está rebosando.” Debemos ser agradecidos al Señor que nos suple con su bendición lo suficiente, pero no debemos adaptarnos solo a lo suficiente, pues Él es el Dios que da más que suficiente. Su deseo es que compartamos esa abundancia con otros.

El error del pueblo de Israel en Egipto fue que en vez de orar para que Dios los librara de la esclavitud, pedían convertirse en mejores esclavos.

Advertisement

La pregunta que nos surge es ¿Cómo estamos pidiendo hoy? ¿Estamos pidiendo sobrevivir o estamos pidiendo vida abundante?

Es el deseo de Dios que pidamos en grande y no solo para aguantar. Pedir al Señor lo que Él nos prometió. No oremos con mentalidad de esclavo. Si pasamos nuestra vida haciendo oraciones poco audaces perderemos la plenitud de nuestro destino.
Pedir por lo que realmente nos importa y nos duele nunca será una oración que Dios no escuche.
Dios mismo nos invita a que nos acerquemos y le pidamos con toda confianza. Se requiere la fe de un niño para poder acercarnos a Dios con nuestras peticiones.

El rey Salomón hizo al parecer una oración demasiado egocéntrica. Pidió a Dios que lo hiciera muy conocido, que su fama se esparciera por toda la tierra. Que riquezas y honor de otras naciones les fueran llevadas a él. Pero Dios no le reprendió por tal petición ni tampoco dijo: “me estas pidiendo demasiado Salomón.” El hizo exactamente lo que le pidió.

Pero la clave del porque Dios contestó esa oración audaz fue que el deseo de Salomón excedía a su propia vida. El usaría toda su influencia para bendecir al necesitado.
No más oraciones enfermizas y débiles. No más oraciones de un esclavo. Pidamos a Dios en grande y usemos esa influencia para bendecir a otros.

Advertisement
Continue Reading

Joel Osteen

Solo Obedezca

Joel Osteen

Published

on

Solo obedezca

El Pastor Joel Osteen predica acerca de la obediencia y de como esta es poderosa para desatar el poder de Dios en nuestras vidas. La bendición de Dios persigue a cuantos le obedecen.

 

Cada vez que obedezca una bendición lo seguirá. Nunca seremos más buenos que Dios. Nunca seremos buenos con alguien más sin que Dios lo sea con nosotros. ¿Cuánto más alto llegaríamos? ¿Cuánto más del favor de Dios veríamos si tan sólo obedeceríamos? Obedecerle sin inventar excusas, sin razonarlo, sin discutir.

Es el deseo de Dios guiarnos por el mejor camino para nuestras vidas. Él sabe dónde está el favor, dónde está la oportunidad, donde está la gente correcta. Si somos sensibles a su voz, si prestamos atención a ese susurro interior, seguramente no habrá límites para que Dios nos lleve.

Muchas veces pensamos que nuestro Dios solo nos habla de cosas tales como la redención, la doctrina, la justicia. Pero nuestro Dios también nos habla respecto de cosas de la vida cotidiana. Podemos oír ese susurro diciendo: “necesitas llegar a tiempo al trabajo”, “necesitas dejar de comer esa clase de comidas”, “necesitas limpiar tu casa”. Mientras más obedezcamos a esa voz más favor liberará en nuestras vidas. Mientras más sensibles seamos a ese susurro, más seremos guiados y menos dolores de cabeza tendremos que experimentar.

Advertisement

El salmo 25 no enseña que “los secretos del Señor son para los que le temen”. Dios tiene información confidencial. Él puede ver lo que nadie puede ver.
La obediencia muchas veces ira en contra de lo que sentimos y de lo que razonamos. Es una decisión a la cual nos debemos aferrar. Muchas veces no es hacer lo que más nos agrada ni lo que más nos deleita. Obediencia es fe. Obediencia es rendición a su voluntad. Obediencia es confiar en Él.

La manera en que Dios obrará siempre será la mejor. No tratemos de meter al Señor en nuestro pequeño molde. Él es grande y no podemos decirle como él debe obrar. Solo obedezcamos y descansemos en su amor.
Los actos pequeños de obediencia guían a bendiciones grandes. Es la obediencia lo que activa el poder de Dios. Obedecer en las cosas pequeñas, cuando nadie nos ve, aún cuando no tenemos ganas. Hacer lo correcto, ser fiel en lo poco, eso nos llevara a las grandes bendiciones de Dios.

Hay veces en la vida en la que no sentimos tener la fe que necesitamos, queremos creer pero no cuesta imaginar ese milagro. Pero la clave está en ser obedientes hasta que la fe crezca. La obediencia pasará por alto el hecho que no tenga tanta fe.
En conclusión, cada vez que obedecemos estamos sembrando una semilla la cual dará una cosecha abundante para la gloria de Dios.

Advertisement
Continue Reading

Joel Osteen

El Rey lo está Buscando

Joel Osteen

Published

on

Joel Osteen predicando en Lakewood Church

El Pastor Joel Osteen predica desde la Iglesia de Lakewood, sobre la hermosa historia de Mefiboset y como la gracia del Rey puede cambiar una historia de dolor y tragedia.

El Rey nos está buscando. Muchas veces la vida se encarga de derribar nuestros sueños. Podemos cometer errores, desviarnos del camino, no estar donde deberíamos estar. Es fácil sentir culpa, condenación y sentir derrota. Pero muchas veces no ha sido nuestra culpa. Quizás lo que hizo otra persona nos puso en desventaja, dejó heridas y cicatrices y ahora esto afecta a nuestra propia imagen, nuestro sentido de confianza. Muy seguido, pasamos nuestras vidas cuidando nuestras heridas, culpando a otros manteniéndonos al margen y poniendo excusas.

Pero nada de lo que nos haya sucedido es sorpresa para Dios. El ha visto cada injusticia, cada adversidad y sabia de cada error que íbamos a cometer. Pero Dios no se dedica a condenar gente, Él se dedica a restaurarla, quiere volvernos al camino correcto de modo que podamos ser las personas que Él creo.

Quizás nos hemos autoexcluidos argumentando cosas como: “he tenido muchas adversidades”, “mira lo que me han hecho”, “mi vida se ha estancado”, etc. Pero la buena noticia es que el Rey nos está buscando. El Dios que creó el universo quiere volver a levantarnos, soplar nueva vida a nuestros sueños, impulsarnos hacia nuestro destino.

Advertisement

Esto fue lo que sucedió a un muchacho en la escritura llamado Mefiboset. Un joven nacido en la realeza. Su futuro parecía brillante. Era el heredero al trono. Pero un accidente cambio su prometedor futuro. Su niñera, intentando salvar su vida, lo tomó en brazos y echo a correr pero tropezó en el camino y el niño se rompió ambas piernas quedando paralítico.

Esto nos enseña que muchas veces personas buenas pueden lastimarnos. La niñera estaba tratando de hacer lo correcto, tenía buenas intenciones. Pero su error le costó al niño su movilidad.
La vida muchas veces es injusta. Alguien bien intencionado nos pone en desventaja. Alguien de nuestro círculo cercano nos hace mal. O las personas que más se esperaba que nos ayudaran no estuvieron ahí cuando más las necesitábamos.

Llevando al nuestro tiempo, todos nosotros tenemos un área de cojera que vencer, algo que nos podría frenar. Es fácil poner excusas, especialmente cuando no fue nuestra culpa. Pero el único resultado de vivir poniendo excusas será el que perderemos nuestro destino y propósito en Dios. El aceptar las circunstancias que nos ha tocado y sacar lo mejor de ellas.

Un punto clave en la historia de Mefiboset: su ubicación geográfica no cambian su identidad. Sigue teniendo sangre real.
Nada de lo que nos haya sucedido en nuestra vida cambia nuestra identidad.

Advertisement
Continue Reading

Trending

Copyright © 2024 VIDEOSDEPREDICAS