Solo Obedezca

El Pastor Joel Osteen predica acerca de la obediencia y de como esta es poderosa para desatar el poder de Dios en nuestras vidas. La bendición de Dios persigue a cuantos le obedecen.


Joel Osteen predica desde Lakewood Church acerca de lo poderoso que se desata de parte de Dios en nuestras vidas cuando somos capaces de obedecer a su voz.


Cada vez que obedezca una bendición lo seguirá. Nunca seremos más buenos que Dios. Nunca seremos buenos con alguien más sin que Dios lo sea con nosotros. ¿Cuánto más alto llegaríamos? ¿Cuánto más del favor de Dios veríamos si tan sólo obedeceríamos? Obedecerle sin inventar excusas, sin razonarlo, sin discutir.

Es el deseo de Dios guiarnos por el mejor camino para nuestras vidas. Él sabe dónde está el favor, dónde está la oportunidad, donde está la gente correcta. Si somos sensibles a su voz, si prestamos atención a ese susurro interior, seguramente no habrá límites para que Dios nos lleve.

Muchas veces pensamos que nuestro Dios solo nos habla de cosas tales como la redención, la doctrina, la justicia. Pero nuestro Dios también nos habla respecto de cosas de la vida cotidiana. Podemos oír ese susurro diciendo: “necesitas llegar a tiempo al trabajo”, “necesitas dejar de comer esa clase de comidas”, “necesitas limpiar tu casa”. Mientras más obedezcamos a esa voz más favor liberará en nuestras vidas. Mientras más sensibles seamos a ese susurro, más seremos guiados y menos dolores de cabeza tendremos que experimentar.

Es la obediencia lo que activa el poder de Dios. Obedecer en las cosas pequeñas, cuando nadie nos ve, aún cuando no tenemos ganas.

El salmo 25 no enseña que “los secretos del Señor son para los que le temen”. Dios tiene información confidencial. Él puede ver lo que nadie puede ver.
La obediencia muchas veces ira en contra de lo que sentimos y de lo que razonamos. Es una decisión a la cual nos debemos aferrar. Muchas veces no es hacer lo que más nos agrada ni lo que más nos deleita. Obediencia es fe. Obediencia es rendición a su voluntad. Obediencia es confiar en Él.

La manera en que Dios obrará siempre será la mejor. No tratemos de meter al Señor en nuestro pequeño molde. Él es grande y no podemos decirle como él debe obrar. Solo obedezcamos y descansemos en su amor.
Los actos pequeños de obediencia guían a bendiciones grandes. Es la obediencia lo que activa el poder de Dios. Obedecer en las cosas pequeñas, cuando nadie nos ve, aún cuando no tenemos ganas. Hacer lo correcto, ser fiel en lo poco, eso nos llevara a las grandes bendiciones de Dios.

Hay veces en la vida en la que no sentimos tener la fe que necesitamos, queremos creer pero no cuesta imaginar ese milagro. Pero la clave está en ser obedientes hasta que la fe crezca. La obediencia pasará por alto el hecho que no tenga tanta fe.
En conclusión, cada vez que obedecemos estamos sembrando una semilla la cual dará una cosecha abundante para la gloria de Dios.


252 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Joel Osteen

Predicacion

Tener un Espíritu Excelente

Joel Osteen
El pastor Joel Osteen dando su sermón desde Lakewood Church en Houston, Texas.
Predicacion

Pida en Grande

Joel Osteen
Joel Osteen predica desde Lakewood Church acerca de lo poderoso que se desata de parte de Dios en nuestras vidas cuando somos capaces de obedecer a su voz.
Predicacion

Solo Obedezca

Joel Osteen

Dejanos tu opinion